4.4.10

me encanta como funciona tu pequeña mente retorcida

Siempre supe que lo mio con los adjetivos no era normal. Desde pequeña tuve claro que lo que dijeran, me iba a afectar, daba igual cuán adentro estuvieran las tripas, era tan sensible que me ilusionaba con todo y siempre acababa mal.
Mi hipocondría hacía que a veces se me desequilibraran los pensamientos, y que un día me levantara furiosa paranoica y otro día narcoléptica insomne.
Y sí, era inestable emocional, infantil y ilusa. Optimista y a la vez, pesimista.
Con esa fuerza capaz de mover montañas y esos llantos desolados si no conseguía lo que quería. Era torpe, agresiva, vulgar. Nerviosa, fría y calculadora. Difícil de llevar.
Pero todo esto, ya quedó atrás. La vida sigue, no vale la pena lamentar. No importa lo que fuiste, importa lo que eres. Los errores, bajo llave quedan.
Quererlos recordar, eso es tu problema...




3 comentarios:

Nicole´s Story dijo...

Muy Chulo el Blog.Me gusta
¡Te sigo,Guapa!
Animate y lee mi historia.
Espero tu opinión.
Un Beso

Asphyxia dijo...

me gusta:)

Anna Mangiova dijo...

Irrrene, como mola este escrito, te sigo, vale? (L)