27.11.10

para qué engañarnos

Para qué engañarnos, no hay nada sencillo. 
Todo es una gran rueda que gira y gira sin ningún destino,
todo es una gran farsa, una absurda competición para ver quién pone su mejor cara.
Y te diré con mi mejor sonrisa que no pasa nada.
Seguiré mintiendo, ignorando los abismos que atisban tu mirada.
Y seguiré convenciéndome, de que la vida es deliciosa.
Pensando que son los hechos los únicos testigos,
y las palabras, se las llevará el viento...

6 comentarios:

Le doux atelier dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Étoile dijo...

No hay nada sencillo, pero la felicidad vale cada una de las dificultades por las que pasas para lograrla :)

Un muáh :]

Lacalledelrecuerdo dijo...

A veces hay que abrir bien los ojos y enfrentarte al mundo... Kisses!

Chica Gris dijo...

Totalmente de acuerdo. Incluso las cosas más sencillas, son las más complicadas...

Pero si, tendremos que seguir convenciendonos!

Phoebe dijo...

Yo no me tengo que convencer de nada, soy feliz feliz feliz, y quiero que siga todo igual, con las cosas difíciles, con los problemas, las penas y tristezas. Si eres feliz con todo lo que te pongan, serás muchísimo más fuerte...
Es duro, pero no te rindas nunca (:

P.D: ¡Inténtalo! (;

Noelia, con "n" de Noelia dijo...

La vida sería maravillosa si no fuera porque es tan corta :)