6.7.11

y éramos felices

Solíamos intentar aprender a volar, pero siempre nos faltaron las alas.
Queríamos llegar lejos, dejar atrás los miedos, y aquí nos quedábamos, 

sin nada más que los restos de lo que una vez fue un bonito sueño.
Pero, ¿sabes qué? de ilusiones se vive y yo sigo sonriendo.
Por tanto, no me arrepiento de pensar en imposibles...
porque, en el fondo, es lo que nos da la vida.

Lo que nos hace seguir día a día.

2 comentarios:

Forgotten words dijo...

La vida no te da ilusiones,te da oportunidades para realizar eso a lo que tu llamas sueños e ilusiones, estan son llamadas así hasta que tu te atrevas a cambiar eso y hacerlas realidad :)
Sonrie y lucha por lo que quieres

Mr. X dijo...

Nunca perder los suenhos n las ilusiones
un beso