15.8.11


¿Sabéis? él nunca quiso ser de nadie. Pertenecía a los sueños, a los ideales, y aunque lo deseases con todo tu corazón no podías verle. Sus ojos reflejaban la más fulgurante luna, su sonrisa era enigmática como pocas, y su semblante de hierro no pasaba inadvertido. Porque él movía el mundo, y bien lo sabía. Sus pasos, sus palabras, sus besos... Todo era perfecto hasta que decidió irse y dejarnos sumidos en la más honda intriga. Porque él no era de este mundo sino de un simple anhelo. Y tenía que resignarme a verle en sueños.

3 comentarios:

fergie dijo...

pues creo que si yo me tubiera que resignar a verlo solo en mi imaginacion me pondria realmente triste.....
muy bonita entrada y lindas palabras!

besitos Ü

! My love is pure ✿ dijo...

muuy lindo tu blog, sos re original. Te sigo♥, te dejo mi blog para que pases cuando puedas y me digas que opinaas, www.beeauty-romance.blogspot.com.
Un beesito, mucha suerte con el blog ! ♥

Forgotten words dijo...

Uoooo me ha encantado el texto, increible :)
Aunque me levanta melancolia y mucha tristeza, ya que creo que es algo muy bello para quedar todo en recuerdos..