13.1.11

escapar, desconfiar

Llévame lejos, muy lejos. Llévame a un lugar donde no exista el tiempo, donde mueran los sentimientos.
Y cuando estemos allí, sigue corriendo. Coge mi mano, no la sueltes en ningún momento.
Y cuando creas que estamos lo suficientemente lejos, y que el mundo se ha convertido en un minúsculo recuerdo, déjame sola. Y vete.
Déjame triste y solitaria en lo desconocido. 
Y vagaré durante siglos, hallando mientras tanto mi camino. 
Trazando mi propio destino, 
en un mundo vacío. 

5 comentarios:

Miqui Brightside dijo...

me gusta me gusta :)

fergie dijo...

mira, o una de dos, si quieres, o nos me voy con tigo a un mundo desolador y compartimos tristesas, o te vienes a mi mundo aun no creado y vemos lo que nos espera, okey?!
besitos

Mayra dijo...

:D me gusta! un beso

Horacio Holiveira dijo...

dónde trazar nuestro destino si no el vacío más profundo.
Un saludo

Lacalledelrecuerdo dijo...

¡No! ¡que no te deje sola!