15.1.11

ocultas ante sus ojos

Nunca nos tomaron muy en serio, c'est la vie, solían decir. 
Apenas éramos visibles, dos ceros a la izquierda. 
Quizá se percatarían de nuestra existencia si nos encontrasen muertas,
pero eso ya era arriesgar demasiado.
Éramos dos. Lauren y Margot. Ambas idénticas.
Abandonadas a la inercia, creadas por error. 
Viviendo en un orfanato, en la más candente miseria,
en el que solamente ofrecían astillas en nuestro corazón. 
Y ya no existe solución.
Ellos fueron hábiles, nos cedieron todo el dolor.

3 comentarios:

Flaviani Revolution. dijo...

Auch, suena como a canción

Mayra dijo...

Sí es verdad, suena a canción :) un beso

Alma de mandarina dijo...

Pobres Laura y Margot.
Con lo bonitos que son sus nombres...