26.2.11

el secreto de Lucas 3

todavía recuerdo cómo era su mirada. profunda, desafiante. llena de misterio. 
tenía los ojos azules, azul como el cielo.
y cuando le mirabas, podías darte por perdido. 
ese azul te absorbía, te dejaba sin aliento. 
y tan sólo ansiabas comprender el porqué de su tormento y zambullirte en sus recuerdos, en sus ojos, sus miedos.
y Lucas lo sabía. su mirada reflejaba el más puro infierno. 
era demasiado rígida, demasiado ficticia.
hasta que un día, todo cambió.
ya nunca fue lo que era, 
sus ojos acabaron cubiertos por una venda repleta de tristeza, de agonía.
ya no inspiraba temor,
tan sólo compasión.
porque algo grave le ocurría... y no nos dimos cuenta, hasta ahora.
le recuerdo como si de ayer se tratara...
y no sabes cuánto duele no poder hacer nada.

2 comentarios:

Mr. X dijo...

Ooohhhhh! Que bonito :)
Un beso

Miss Jêveur dijo...

Aunque cueste creer, conozco a alguien que clava tu descripción de Lucas... vaya casualidad, ¿no? Espero que él no acabe mal. Un beso (: