2.4.12

cada vez más insensibles

Estamos desorientados. Vivimos en una sociedad que continuamente 
nos promete el paraíso. Caras bonitas, cuerpos diez, 
mucho dinero y lujo por un tubo. Nos han deshumanizado. 
Quieren entretenernos y crearnos dependencias sin sentido. 
¿Para qué tanto glamour, fama y reconocimientos? Me río de los problemas,
tan sólo quiero una vida que poder recordar. 
Una vida digna de relatar en un libro.

1 comentario:

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Es una forma de pensar buena, conformista, pero buena^^

Besos de esquimal