7.12.11

no me rendiré

No creas que los desprecios me afectan, ni los malos gestos, ni las peores miradas. 
He aprendido a esconder lo que más duele, a no perder el tiempo y no detenerme en estupideces. Porque ya nada me roba el sueño, no hay razones por las que no ser valiente. 
Y si me escupen mil razones con las que hundirme, demostraré mil y una con las que ser más fuerte.

2 comentarios:

Forgotten words dijo...

Que gran llamamiento a la fuerza, al pasotismo de lo que no merece la pena..Di que sí, por desgracia en esta vida siempre va a ver alguien preparado y dispuesto a hacer la zancadilla, pero tambien vas a tener a alguien esperandote con los brazos extendidos evitando tu caida :)

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Eres una persona muy fuerte, me gusta
Un beso